Periódico declarado de "Interés Municipal" por el Concejo Deliberante y de "Interés Legislativo" por el Senado bonaerense

|

Enero 2023

NOTICIAS DE LOMAS DE ZAMORA

Cultura

De periodista de investigación a reconocida tarotista

Por Hugo Bento

Victoria Arderius abrazó el Tarot con tanta energía que se convirtió en su pasión y medio de vida.

Carisma, inteligencia, conocimiento, humildad, frescura. Todo eso viene bien ensamblado en la personalidad de Victoria Arderius, una mujer con frondoso pasado como periodista de investigación (“Clarín”, “La Nación”, “Somos”, Ed. Perfil, etc.), que también transita escenarios como actriz y hace más de una década abrazó el Tarot con tanta energía que se convirtió en su pasión y medio de vida.

Victoria, “mamá taromante”, además de realizar lecturas de Tarot personales en su consultorio de Buenos Aires y a distancia vía mail, es profesora de Tarot y Meditación, y conduce en Facebook la página “El Mundo del Tarot”, donde la consultan amantes del Tarot de toda Hispanoamérica.

Nacida en Lomas de Zamora, empezamos por preguntarle qué recuerdos tiene de ésta ciudad. “Nací en la Clínica Texidó y mi papá tenía un Kiosko Librería muy lindo, muchos se deben acordar, en Av. Meeks y la barrera de Loria. Se llamaba Peter's. Luego mi papá empezó a trabajar en Chiclets Adamms y cerró el Kiosko. Nos fuimos a vivir a Adrogué. Cuando yo tenía 6 años y estaba en primer grado del Colegio Nuestra Señora de Luján, la empresa lo transladó a Bogotá, Colombia, donde viví hasta los 17 años. Mientras la Argentina sufría diez años de horror, miedo y militares, nosotros estábamos en el Trópico, entre montañas, vegetación rabiosa y aguas caribeñas. Regresé en el 1983 con el florecimiento de la democracia a estudiar quinto año en el Colegio Euskal-Echea de Llavallol, donde me recibí. En el verano íbamos al Club Lawn Tennis de Temperley”.


“Una herramienta maravillosa”


- ¿Cómo descubriste el Tarot y qué es lo que te apasiona tanto de esta disciplina?



- Mi mamá era una mujer muy introspectiva, observadora y sensible. Se daba cuenta de todo. Un poco me viene de ella.era periodista y en 1999 le fuí a hacer una nota a una escritora que inspiró en la Argentina el Movimiento de La Diosa.minutos con Ethel Morgan dieron vuelta 180 grados mi vida... En su casa, entre gatos y plantas, habló sobre la Diosa y su precioso libro sobre las diez caras de la energía femenina. Como un regalo, puso sobre la mesa el Tarot Madre Paz y me sacó una carta: El Hijo de Espadas. Yo no las había visto nunca. Me dijo sintéticamente que había un problema con el varón (¡vaya si lo había! en esa época estaba al rojo vivo!!!! jejeje). Le pedí que me recomendara textos para la investigación. Me sugirió: El Caliz y la Espadael Manual de Vicky Noble para la lectura del Madre Paz.




Leí el libro de Vicky Noble. Transformó mi cosmovisión de la vida y de las relaciones.todo la idea de salir de la dicotomía amo versus esclavo, yendo hacia un mundo donde hay lugar para todos y no es preciso competir porque cada uno tiene para dar un cóctel único que será apreciado por quienes lo necesiten. Como tenía las cartas de Tarot, como una forma de meditación y sin pensar jamás en ser tarotista, me fuí tirando durante tres años una carta por día... Y aquí estoy!!!! Con el Tarot como mi amado y noble medio de vida, por fin haciendo siempre lo que me gusta, sin ese stress enloquecido del periodismo.


- ¿Crees que el Tarot es una vía para conocerse más a si mismo?



- Lo menos interesante que tiene el Tarot es la adivinación! Como cada carta nos muestra en sus imágenes las distintas etapas por las que puede atravesar un ser humano en la vida, son una herramienta maravillosa para saber dónde estoy parado y qué me está pasando.


Suelo cotejar lo que se ve en las ilustraciones con lo que siento y pienso.de esta manera con el Tarot es maravilloso.mí me abrió la cabeza y me ayuda todos los días en este camino arduo de evolución que resulta caminar por acá siendo tan asquerosamente humanos! Tenemos tantos defectos con los que nos arruinamos la vida! Así de a poco voy tratando de mejorar para poder vivir mejor.


- ¿Qué busca la gente que te consulta? ¿Lo hace por cuestiones afectivas, laborales, económicas?



- La gente que viene a leerse el Tarot está en situación de conflicto. Tiene asuntos que le molestan, que no sabe cómo resolver. Usamos las cartas para hacer un diagnóstico de situación y luego abrir futuros posibles: ¿qué pasa si seguís en este trabajo? ¿qué pasa si vendés la casa? ¿qué pasa si no te separás? Es muy interesante. El Tarot abre puertas.


- ¿Se puede influir en el destino o está todo escrito?



- Creo a rajatabla en el Divino Libre Albedrío. Las cartas predisponen, las personas disponen. Ya lo dijo el viejo y querido dramaturgo William Shakespeare:“El destino es el que baraja las cartas, pero nosotros somos los que jugamos. Por eso el porvenir de un hombre no está escrito en las estrellas, sino en su voluntad y en el dominio que logre de sí mismo”.


- ¿Cuál es el principal beneficio que le brinda la meditación a una persona? ¿cuándo y donde se puede meditar?



- La meditación no es nada raro. Se trata simplemente de practicar herramientas para parar la cabeza. Sea repetir un mantra, por ejemplo el Om, visualizar un color o mirar la pared blanca como hacen los budistas.


Los beneficios son enormes. Si uno va por la vida más tranquilo se toma todo en su justa medida y armoniosamente. Por eso está bueno tomarse un rato todos los días en tu casa, en el colectivo, donde puedas, diez, quince minutos, para cerrar los ojos y calmar el flujo incesante de pensamientos. En ese silencio se encuentra un lugar de paz interior que nos hace mucha falta a todos para encarar el mundo tal y como está.


- La profesora de tarot, en tu caso, ¿“relegó” a la periodista y a la actriz?



- Si como dice el I Ching, un oráculo chino de sabiduría muy lindo, uno puede reconocer a una persona por las actividades a las que dedica su tiempo, podríamos decir que sí. Mayormente estoy dirigiendo taromantes (amantes del Tarot) de toda hispanoamérica que nucleo en el Facebook en mi grupo “El Mundo del Tarot”, dando cursos, atendiendo consultas personales y a distancia, cuidando a mi familia (mucho mucho ordenar juguetes y hacer deberes, muchísimo poner límites).